Skip to content

Cortázar: lo fantástico

by en 29/06/2012

 

Por Lily Martínez

 

 “…el cuento, como género literario, es un poco la casa, la habitación de lo fantástico…”

Julio Cortázar

 

Algunos cuentos de Julio Cortázar tienen un elemento en común: la presencia de lo fantástico.  Este tema ha llamado mi atención lo suficiente como para analizar tres cuentos, partiendo de postulados del mismo Cortázar.

Ya que confrontaré las ideas de Julio Cortázar para destacar la presencia de lo fantástico en sus cuentos, considero de suma importancia aportar una definición de lo que él entiende por lo fantástico: un extrañamiento en la vida cotidiana, algo que rompe con lo habitual, que no puede ser explicado con la razón y que altera el presente; entonces, sólo lo notamos cuando se turba momentáneamente lo regular; como si fuera un paréntesis en la rutina, en la cotidianeidad; estoy de acuerdo con él cuando dice que no se da sólo en la literatura, sino también en la vida cotidiana[1].

Para dejar claro qué es lo fantástico, haré referencia a un ejemplo mencionado en “Del cuento breve y sus alrededores”; cuando las nubes están acomodadas de cierta forma y el viento las mueve, en una de ellas puede formarse el perfil de Beethoven, pero lo fantástico no está en ese simple hecho, estaría en que todas las demás nubes siguieran su trayectoria, menos la que parece el perfil de Beethoven, rompiendo con lo que sabemos que tendría que suceder y dando paso a lo fantástico.

Los cuentos que analicé son: “La continuidad de los parques”, “Graffitti” y “La noche boca arriba”.

En “La continuidad de los parques”, el protagonista del cuento es un hacendado; por la tarde, después de haber realizado sus deberes, se sienta en su sillón de terciopelo verde a leer una novela, ésta trata sobre unos amantes que fraguan un plan para asesinar a alguien que resulta estar sentado en un sillón de terciopelo verde leyendo una novela. Lo fantástico en este cuento se encuentra en el giro del acontecimiento mismo: la vida y la ficción se juntan; ahí reconozco lo fantástico, en esa ruptura de la cotidianeidad, pues la vida del protagonista es totalmente ordinaria hasta que se sienta a leer la novela; el hecho de que su vida se va mezclando hasta fundirse con la literatura, es una contingencia que no puede ser explicada por la razón, es un hecho fantástico.

El cuento “Graffiti”, relata un romance en tiempos de ocupación militar; se describe un poco y se adivina otro tanto (entre líneas) la vida en esa situación: el toque de queda, las prohibiciones y las manifestaciones a escondidas; al parecer, la narración está a cargo de una mujer, quien sigue los pasos de un hombre que hace dibujos en las paredes y a veces hasta responde a ellos, transgrediendo así a la autoridad que los borraba después; pero ella parece estar consciente de todas las acciones que él realiza, cosa que no parece muy posible dadas las circunstancias descritas en el cuento; queda la duda de si realmente sucedió o si todo fue producto de la imaginación de la mujer, en un intento por romper con esa cotidianeidad en ese encierro que le provocaba la ocupación militar, como una búsqueda del personaje por lo fantástico, pero de una manera absolutamente consciente.

“La noche boca arriba” inicia con la historia de un hombre que viaja en moto y tiene un accidente que lo manda al hospital, allí tiene una pesadilla: es un azteca que huye y se esconde de sus enemigos, pero al cerrar los ojos regresa a la realidad: el hospital, para luego retornar a la pesadilla que va volviéndose cada vez más real, hasta el punto en que el sueño y la realidad se confunden; sus enemigos lo capturan y van a sacrificarlo, como último recurso para salvarse cierra los ojos, pero ya no puede regresar al hospital, resulta que la verdadera realidad es aquella del personaje azteca, éste se ve envuelto en una utopía antes de ser sacrificado en un ritual, una ilusión sobre una ciudad moderna; en el hecho de la confusión del sueño y la realidad está lo fantástico.

Julio Cortázar es uno de mis cuentistas favoritos (el otro es Edgar Allan Poe), siempre me ha gustado su forma de escribir, pero no sabía decir realmente por qué me llamaban tanto la atención sus cuentos; ahora, después de estudiar un poco la teoría del cuento e investigar más sobre otros escritos de Cortázar, me di cuenta de qué es exactamente aquello que capturó mi interés, fue en definitiva la presencia de lo fantástico (que Cortázar y Poe tienen en común), por esa razón revisé sus cuentos y traté de analizarlos, concluyo que en los tres cuentos, lo fantástico recae en la fusión de la realidad con la ficción, ya sea literaria o proveniente de un sueño.

 

Les dejo los links de los tres cuentos:

“La continuidad de los parques”

http://www.literatura.org/Cortazar/Continuidad.html

 

“Graffiti”

http://www.literaberinto.com/cortazar/graffiti.htm

 

“La noche boca arriba”

http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/esp/cortazar/nocheboc.htm

 


[1]  En “Del cuento breve y sus alrededores”  http://www.ciudadseva.com/textos/teoria/opin/cortaz6.htm

Anuncios

From → Cuarto propio

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: