Skip to content

Nostalgia de la Luna.

by en 07/07/2012

 Y sí, las putas comenzaron a sentirse tristes,

 con la primera luz del sol que ilumina su pedazo del mundo

ese mundo rezagado y rebozado de anhelantes sueños, incorruptos y estrepitosos.

 Se apagó.

Así las putas comenzaron a sentir sueño,

 a jugar a no ser primera clase,

 mujer de carne y sentimientos,

así la noche y la calle,

se empezaron a poner tristes por su ausencia,

 porque ya no sonaban sus ruidosas y vulgares risas,

gimientes y apuñaladas almas

 dejando en silencio la noche y la calle.

Así,

se empezaban a poner tristes los amantes,

 jodidos y desfalcados,

 no sólo por sus putas caídas,

 sino por los esos rayos de luz

 que también los volvían a la normalidad,

 a su rutina.

Así seguían viviendo el día, soportando,

sólo, soportando el día,

 para que al llegar la noche,

 se alegran las calles,

 la luna y las putas,

 benditas putas.

Anuncios

From → Cuentos y poemas

One Comment
  1. Roxana Rosado permalink

    como siempre!!!! soportando el día….. bien, muy bien!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: